Cómo inflar un kayak hinchable

Si te vas a comprar un kayak hinchable, es evidente que uno de los pasos que vas a tener que llevar a cabo es hincharlo. Hinchar un kayak correctamente es fundamental para alargar la vida útil de este y evitar problemas.

En este artículo te vamos a dar una serie de consejos para que puedas inflar tu kayak hinchable con total seguridad y puedas disfrutar a la perfección de este.

Cómo inflar el kayak hinchable paso a paso

El consejo más evidente para inflar el kayak correctamente es que sigas las instrucciones del fabricante, pero en caso de que no las tengas a mano te recomiendo que sigas esta pequeña guía de inflado.

1. Ubicar las cámaras de aire

Primero, tienes que ubicar las cámaras de aire que son las principales vías para el inflado del kayak.Aunque no siempre es así, por norma general los kayaks inflables cuentan con cámaras de aire tipo Boston.

2. Inflar las cámaras de aire

En el caso de que tu kayak cuente con cámara de aire, primero deberías de inflar la cámara del suelo antes de la de los laterales.

Inflando primero la cámara de aire del suelo, te aseguras de que el suelo se encuentra bien colocado y ese será el momento en el que pasarás a inflar las cámaras laterales.

3. Inflar el resto del kayak

Infla el resto de kayak de forma proporcionada, evitando que quede muy descompensado ni tampoco muy inflado.

4. Revisa que no haya fugas de aire

Cuando termines de inflar el kayak te aconsejo que te sientes para ver si hay alguna fuga de aire. En caso de que escuches algún ruido de aire o que veas la canoa inflable se deshinche te aconsejo que lo sumerjas en el agua para ver de donde proviene la fuga.

Un kit de reparación te ayudará a solventar el problema con las fugas de aire, aunque tienes más información en este artículo sobre cómo reparar un pinchazo en un kayak hinchable.

¿Qué bomba utilizar?

El tipo de bomba a utilizar depende un poco de las preferencias de cada usuario.

Elegir una bomba de pie es la solución perfecta si no puedes utilizar electricidad. Esta bomba de pie también es ideal si te cansas con facilidad o si quieres inflar de forma relativamente rápida tu kayak.

Una alternativa a la bomba de pie es la bomba manual. Esta es una de las más utilizadas, pero también la que requiere un mayor tipo de esfuerzo, ya que deberás de arrodillarte para utilizar la bomba.

Por último, la bomba o inflador eléctrico es la que requiere menos tipo de esfuerzo y también la que infla el kayak en un menor tiempo. Este inflador cuenta con la desventaja de que precisa de energía para funcionar, por lo que deberás conectarlo al coche o algún enchufe para que funcione.

¿Cuándo inflar el kayak?

Dependiendo del método de transporte o de donde se encuentre el kayak deberemos de elegir el momento para inflarlo.

Si vas a llevar a tu kayak dentro de un coche, lo recomendable es llevarlo desinflado e inflarlo cuando llegues a tu destino. Si tienes la opción de llevar el kayak en un soporte en el coche, también podrías valorar el llevarlo inflado, aunque siempre suele ser más recomendable la primera opción por seguridad.

En todos los casos, lo más recomendable es siempre no guardarlo bajo la exposición directa de la luz del sol y, por supuesto, controlar siempre la presión del aire antes de empezar a utilizar el kayak.

Mantenimiento y cuidado del kayak inflable

Un kayak hinchable es más delicado que un kayak rígido. Por este motivo debes de manipularlo con cuidado, tanto si se encuentra hinchado como si está deshinchado.

Tienes que procurar no arrastrarlo por el suelo, ya que de esta forma estarías desgastando el material de este y, además, estarías poniéndolo en riesgo con algún pinchazo.

Con el cuidado adecuado y teniendo especial cuidado al hincharlo, podrás disfrutar de tu kayak hinchable durante una gran cantidad de años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *